Una historia real con una striper

15 Marzo 2021
Comments 0
15 Marzo 2021, Comments 0

Una historia real con una striper. No conocemos en realidad la vida de las strippers. Tenemos una teoría sobre ellas gracias a los films americanos con guiones sub realistas pero, todo eso es verdad? Que hay de cierto y que hay de ficción ? Hoy, os voy a contar una historia real con una striper.

En el mundo de la noche, todo es diferente. Misterio, enigma, exótico o sórdido, podréis calificarlo como mejor os convenga. Pero si en alguna ocasión has visitado un club de striptease en Ibiza o en otra localidad, no olvides estas reglas NO escritas pero que al fin y la postre, son realidad. Las Girls bailan en frente de muchos ojos, tanto de hombres como a veces, de mujeres. Se une un mezcla de curiosidad, deseo y misterio. Con horarios distintos a las personas con rutinas diurnas, con sus espectaculares cuerpos y cuidados estéticos, la verdad, es que nunca pasan desapercibidas. No hace falta que se pongan taconazos o escotes, ellas tienen ese aura de atracción indecente, que tanto nos atrae y cautiva.

Todo ocurrió ya hace unos meses, en la despedida de soltero en Ibiza de mi amigo Carlos fuimos a un strip club

Yo nunca antes había estado, la verdad. A todo ello, vimos una bailarina muy exótica y guapísima. Decidimos entre todo el grupo pagarle a Carlos un lap Dance para celebrar su último día de soltería. La noche fue transcurriendo entre copas, risas y admiración de ver tantas Girls espectaculares y entre Javier y Jonathan, me pagaron un baile al ser mi primera vez allí. Ellos ya se veían como ” expertos” en esos menesteres. Casualidad o no, me todo Anabel, la misma Girl que le bailo a Carlos. Aquello me pareció como un trabajo en ” serie ” o en ” cadena”. Cuantos bailes pueden hacer en una noche? Realmente pueden acordarse de todo lo que les dicen o es algo ” mecánico? También decirte que Anabel era el nombre que nos dijo ella dado que muchas prefieren no decir su verdadero nombre y se lo cambian por otro.

Le pidió el dinero por adelantado a Javier y Jonathan y lo hicieron para 3 canciones. Ellos me dijeron que si quería mas tiempo, que me lo pagará yo! Y se echaron a reír….

Cada Girl tiene un límite diferente

Entre en un habitáculo privado que esta al final de la sala. Corrió unas cortinas y entremos dentro. La música empezó a sonar y ella se puso a bailar encima de mi. Fruto de mi inocencia, le hice algunas preguntas personales. En verdad no tenía ninguna mala intención pero ella, solo me dio una serie de respuestas educadas y sencillas, dándome a entender que no decía la verdad.

En un momento me dijo:

  • Dime como quieres que me llame ?!…
  • Estas fuerte, haces mucho ejercicio?..

La verdad es que no he pisado un gimnasio en mi vida y se que fue como para subirme la autoestima y no verme en inferioridad ante tanta hembra pero, he de admitir que funciono. Sea por su magia, encanto o carisma, no podía dejar de admirarla. A la vez entendí que no debía hacer mas preguntas. También ese misterio, era emocionante.

En realidad no somos amigos, no la conozco de nada y posiblemente nunca mas la veré a no ser de que vuelva a ir

Por eso, entiendo la frase que escuche nada mas a entrar a otra bailarina que le decía a un cliente ” si quieres verme las tetas, págame”. Incluso a otra le escuche decir ” No quiero  conversaciones contigo ni ser tu amiga, tengo pareja y sé que has venido a verme las tetas”. Esa otra bailarina ya se notaba que había tenido mas de un encuentro con esa otra persona y ya le empezaba a incomodar.

Por eso, decidí dejar de lado tanta tontería de saber tanto de ellas y poder disfrutar del baile erótico que me estaba haciendo Anabel. En el transcurso de las canciones, ella iba quitándose la ropa. Cada vez estaba con menos ropa y sentía la fricción de su cuerpo contra el mío. Ella marcaba los tiempos y me decía, que podía hacer. Mejor dicho, era que me dejaba tocar o no!

De todas formas, tal y como os dije, era la primera vez que acudía a un club y lo vi un poco fuera de mi forma de ser. He de reconocer que las stripers era espectaculares y que me lo pase muy bien junto a todo el grupo pero, no creo que vuelva a ir a no ser que encarte como esta vez. Doy por hecho, que solo no iré pero, fue una gran noche de despedida de soltero en Ibiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *